CASA NUEVA

Aseo, un lavado de cara sin obras

El aseo de la planta baja, se sitúa a la derecha en la entrada.

La estancia se caracterizaba por: azulejos azules en las paredes, suelo de cerámica azul, una pila solitaria y nada de almacenamiento.

Decidimos cambiarlo y que su aspecto fuera acorde con el de la cocina, es decir, una combinación de blanco, negro y colores madera que le aportan calidez.

No queríamos gastar mucho dinero ni tampoco hacer obras en este cuarto. Así que, con estas premisas en la cabeza, comenzamos a buscar fotos por internet que nos inspirasen.

Nuestras favoritas fueron:

Quitamos el espejo y la pila

Fue muy trabajoso porque el espejo era muy grande y estaba colocado por pegamento. Lo tuvimos que romper, una pena porque no hubo posibilidad de reutilizarlo.

Nos encontramos que debajo del espejo la pared no estaba lisa y faltaban azulejos

Pared nueva: loseta vinilo

Estábamos indecisos, no sabíamos si íbamos a pintar la pared azul con pintura específica para azulejos o revestirla con alguna loseta vinílica. Luego de ver las condiciones en las que estaban los azulejos debajo del espejo, nos decantamos por la segunda opción.

Elegimos unas auto-adhesivas que imitan las losetas hidráulicas, de 2mm de espesor. En cada caja había 12 losetas que cubrían una superficie de 2,23 m2. Utilizamos menos de 3 cajas.

Tan fácil como quitar el papel de la parte trasera, donde está el autoadhesivo y colocar las losetas una a una sobre la pared. Apretando firmemente la misma para una mejor adherencia.

Se cortan fácilmente con un cúter.

Suelo: Colocamos tarima

Sobre la cerámica azul colocamos la misma tarima color roble claro que en la cocina, comedor y salón.

Instalación de rodapiés

Para que el encuentro entre la pared y el suelo quede bonito colocamos unos rodapiés blancos de 9 cm de altura en todo el perímetro del aseo.

Elección del lavabo y espejo

Me confieso enamorada del modelo Godmorgon de Ikea en todas sus terminaciones: roble claro, oscuro, blanco. Conseguimos un modelo descatalogado de segunda mano, de 103 cm de ancho con un lavabo modelo ODENSVIK.

En cuanto al espejo, colocamos uno dorado que ya teníamos.

Resultado final

Los azulejos del resto de las paredes son de color crema, es probable que más adelante los pinte de color blanco para un mayor contraste, pero de momento así se ha quedado:

Si quieres enterarte el primero de los nuevos artículos que van apareciendo en el blog, sólo tienes que acceder a nuestra página de facebook y darle a «me gusta».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: