PROCESOS Y TÉCNICAS

¿Sintético o acrílico? ¿Imprimación, esmalte o laca, cual es su diferencia?

El confinamiento a nivel global debido al covid-19 está llevando a que personas de todas partes del mundo incursionen y den sus primeros pasos en el bricolaje.

Esta semana he tenido consultas de vari@s lector@s del blog sobre qué tipos de esmaltes existen para pintar muebles. La elección de la pintura a utilizar es el primer paso a dar para pintar un objeto, lo que en principio debería de ser simple, en realidad, si no has tenido ninguna experiencia previa, puede resultar un poco lioso.

Si quieres enterarte el primero de los nuevos artículos que van apareciendo en el blog, sólo tienes que acceder a nuestra página de facebook y darle a «me gusta».

Así que dedicaré este artículo en caracterizar los materiales que empleo para pintar objetos en casa.

IMPORTANTE: cuando te decidas a pintar un objeto, mi recomendación es que te asesores y preguntes al personal cualificado que atiende en las tiendas especilaizadas. Sobre todo, ten en cuenta que escribo mi blog desde España y los productos que utilizo se comercializan en este país. Si vives en otro país o incluso en otro continente, es muy probable que los materiales tengan otra denominación o distinta composición.

En una primera clasificación, dividiré los productos para la decoración de la madera en base al agua o en base al disolvente:

  • En base acuosa o acrílicos: son productos formulados a base de emulsión 100% acrílica. Se caracterizan por la ausencia de olores molestos, por lo que permiten aplicar los productos durante todo el año, los espacios recién pintados quedan habilitados para su uso enseguida. La limpieza de útiles se realiza simplemente con agua.
  • En base al disolvente o sintéticos: son productos a base de resinas químicas sintéticas y se deben diluir en solventes como aguarrás o aguarrás bajo olor. Tienen mayor resistencia que otras pinturas y se destacan por ser lavables. Debido al disolvente, los sintéticos huelen mucho y se recomienda pintar al aire libre. Son ideales para conseguir acabados con mucho brillo, ya que la mayoría de los esmaltes al agua imitan el brillo, pero no se obtienen los mismos resultados. Presentan un mayor agarre y duración en superficies. En cuanto al color blanco, los esmaltes sintéticos se tornan amarillos con el tiempo, así que mejor los acrílicos para ese color.

Aspectos a tener en cuenta:

  • ECONOMÍA: es frecuente que los esmaltes de base acuosa sean un poco más caros que los sintéticos, sin embargo no es necesario comprar diluyente para utilizarlos. Otro factor a tener en cuenta es que las herramientas utilizadas para su aplicación se pueden limpiar con agua permitiendo su reutilización y alargando su vida útil.
  • MEDIOAMBIENTE: Los productos de base solvente presentan entre un 60 y un 70% de componentes orgánicos volátiles, mientras que los de base acuosa sólo presentan entre un 7 y 10%, es decir, que son productos con un mayor cuidado del medioambiente.
  • APLICACIÓN: El proceso de secado de los productos de base acuosa resulta más rápido que el de los de base sintética, reduciendo el tiempo que comprende el proceso final de pintado. Además, presentan una amplia compatibilidad con cualquier tipo de película anterior y mayor resistencia a los rayos ultravioletas. Otra de las ventajas que presentan los esmaltes de base acuosa es la facilidad para el repintado, una mayor elasticidad de la pintura y mayor retención del brillo a lo largo del tiempo.
  • DURABILIDAD: Los productos de base acuosa presentan una mayor resistencia y duración al colocarse en superficies que están a la intemperie; esto se debe a que mantienen la elasticidad de su película por mayor cantidad de tiempo. En cambio, los productos de base sintética, son activados por la luz solar y se van endureciendo hasta llegar a agrietarse, permitiendo el ingreso de agua y generando una necesidad de repintado más rápidamente.

Aunque dejo que cada uno saque sus conclusiones, mi opinión es siempre optar por las bases acuosas y evitar los disolventes a toda costa.

Si queréis profundizar en el tema, aquí os dejo una recopilación de artículos:

diferencias entre esmalte al agua y sintético

Los materiales que he estado utilizando para decorar los muebles de casa, las puertas, las ventanas, etc, son siempre de uso interior y se pueden dividir en una segunda clasificación según su función:

Imprimaciones:

La imprimación es un recubrimiento previo que se aplica sobre la superficie que se va a pintar para prepararla para el proceso posterior,  no otorga un acabado final, sino que solo la protege y ejerce de soporte para una mejor adhesión de la pintura.

Si además es todoterreno o multisuperficie, se puede aplicar directamente sobre cualquier tipo de objeto: metales, cristales, azulejos, plásticos, madera, melamina, etc.

En cada una de estas superficies la imprimación tendrá un papel diferente. Por ejemplo, sobre la madera tiene una función selladora que ayuda a que la pintura se adhiera mejor. Sobre el metal previene la oxidación y la corrosión, mientras que sobre superficies de hormigón o yeso que se encuentran en el exterior ayuda a prevenir las humedades y la aparición de manchas moho

Pueden ser en base al disolvente (se diluyen a través de un disolvente) o en base acuosa (se diluyen con agua)

https://www.blatem.com/es/actualidad/noticias/imprimacion-que-es-y-para-que-sirve

Esmaltes:

Los esmaltes forman películas lisas, duras y resistentes sobre las superficies. Se usan habitualmente para pintar muebles y carpintería de interior, aunque también los hay para metales, vidrio, hormigón y superficies de exterior. Pueden tener un acabado mate, satinado o brillo.

Al igual que las imprimaciones se pueden dividir en base al agua o al disolvente.

https://www.leroymerlin.es/pintura/esmaltes/esmalte-interior/como-elegir-esmaltes


En las fotos de abajo, muestro qué pasa si no aplicamos imprimación antes del esmalte sobre una superficie con poco agarre y adherencia.


Pintura tiza:

Es una pintura en base a tiza o yeso, con elevada cubrición y un secado muy rápido. Se trata de una pintura muy antigua que se prepara solamente con el agregado de agua, y esto es básicamente todo, aunque algunos fabricantes pueden complementarla con acrílicos y otros aditivos para mejorar sus prestaciones. Pero mientras más cantidad de tiza contenga el acabado será más auténtico.

Es muy similar a una pintura acrílica de acabado mate y sedoso al tacto. Además es especial para técnicas como el decapé, sobre muebles y objetos decorativos.

Lacas:

Su acabado ofrece superficies totalmente lisas y brillantes como un cristal. Las características más notorias de este tipo de pintura son es que seca rapidísimo, tiene un brillo espectacular y la duración es superior a cualquier otro polímero (pintura).

Se puede aplicar a rodillo, pero si queremos un acabado realmente bueno, liso y suave es recomendable utilizar pistola o pulverizador.

Se usa principalmente en mobiliario de interior, destaca su uso en puertas de paso y muebles de cocina.

Pueden ser sintéticas o acrílicas.

El acabado: la diferencia entre lacar y pintar

Barnices:

Se trata de una disolución de aceites o sustancias resinosas en un disolvente, que se volatiliza o se seca al aire mediante evaporación de disolventes o la acción de un catalizador, dejando una capa o película sobre la superficie a la que se ha aplicado.

La función de los barnices es la de proteger el mobiliario frente a las agresiones del clima y el paso de tiempo. También sirve para darle al mueble un acabado perfecto y hacer que la madera resalte y tenga un mejor aspecto.

Los más populares:

  • Barniz sintético: es uno de los tipos de barnizado más usados en la actualidad. Se distingue porque el acabado es más liso. Este barniz es el más resistente y duro, y se utiliza sobre todo en muebles de exterior, que están más expuestos a las condiciones climáticas. Protege de los rayos UV y de la humedad, y tiene una alta función fungicida. Es el más recomendado cuando tratamos puertas, ventanas y contraventanas.
  • Barniz acrílico: entre los tipos de barnices y sus usos, uno de los más utilizados es el acrílico. También se conoce como barniz al agua, porque se disuelve con mucha facilidad. No tiene tanta resistencia como otros barnices, pero aguanta muy bien el paso del tiempo. Se usa sobre todo en pinturas y obras de arte. Nunca falta en la mesa de trabajo de un restaurador artístico.
  • Barniz poliuretano: es muy resistente, y puede soportar manchas, altas temperaturas y roces de todo tipo. Un barnizado de poliuretano es muy útil en muebles que a los que se le va a dar un gran uso, como tarimas de madera, tableros de mesa, o muebles de establecimientos, tiendas o restaurantes.
PASOS A SEGUIR para conseguir un acabado perfecto al pintar muebles:
1- LIMPIAR muy bien la superficie, este es el paso más importante para una correcta  adherencia con las capas de pintura.
2- LIJAR la superficie para abrir el poro. LIMPIAR el polvillo.
3- IMPRIMACIÓN, dejar secar 8-6 hs, LIJAR suavemente y limpiar.
4- Repetir paso 3
5- PINTAR con esmalte / laca, dejar secar 8-6 hs, LIJAR suavemente y limpiar.
6- Repetir paso 5    

Hay más productos destinados al tratamiento de la madera, como por ejemplo decapantes, tratamiento de carcomas, limpiadores y protectores, entre otros.

Espero haber echado un poco de luz a las dudas planteadas por nuestr@s lectores.

Os invito a visitar las siguientes publicaciones:

Pintar puertas de Sapelli a blanco!

Formas de actualizar un mueble de madera

Pintar sobre melamina

Si quieres compartir tus inquietudes o experiencias no dudes en comentarlas a continuación o escribirme un email. Gracias!

Subscribe to our newsletter!

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: