PROCESOS Y TÉCNICAS

Pintar sobre melamina

Hoy en día, es frecuente encontrar cada vez más muebles y puertas de tablero enchapado o melamina, reemplazando poco a poco a los de madera. No profundizaré en las razones de esto, aunque supongo que el principal motivo es el económico.


Algunos tableros de aglomerado con revestimiento de melamina:


Si quieres enterarte el primero de los nuevos artículos que van apareciendo en el blog, sólo tienes que acceder a nuestra página de facebook y darle a «me gusta».

La melamina es la lámina que recubre el tablero de aglomerado. Habéis intentado alguna vez pintar sobre ella? Se podría cubrir la superficie con muchas capas y siempre con el mismo resultado: la pintura no se adhiere a la superficie.

Ahora bien, ¿qué pasa si tengo un mueble (o puerta, ventana, etc) de melamina que quiero cambiar de color?

Por suerte existe un producto que aplicado a cualquier superficie asegura el agarre de la pintura final: Imprimación y si es todo terreno mucho mejor.

A continuación explicaré cómo cambiar el color a un tablero de aglomerado revestido en melamina aplicando esmalte acrílico.


  • Superficie: Tablero melamina
  • Imprimación multiadherente
  • Cubeta o bandeja para pintura
  • Lija fina
  • Esmalte acrílico (base agua)
  • Rodillo
  • Quita grasa
  • Paño limpio

Para este trabajo utilicé un corte de tablero de aglomerado con revestimiento de melamina color natural o miel.

Todos los materiales que utilizo para pintar son a base al agua: imprimación, esmaltes, lacas y barnices. Razones:

  • Seguridad, no llevan disolventes, se pueden aplicar en espacios interiores y con niños alrededor.
  • No huelen, o huelen poco.
  • Respetuosos con el medio ambiente
  • Gran variedad de colores y terminaciones

Para saber un poco más, echa un vistazo a ¿Sintético o acrílico? ¿Imprimación, esmalte o laca, cual es su diferencia?


Debido al confinamiento por covid-19, las tiendas siguen cerradas y no he podido comprar material nuevo. Reutilizaré lo que ya tengo, restos de imprimación, esmaltes, rodillos y brochas. Hay que tener en cuenta que al utilizar restos de pinturas corremos el riesgo de que no tengan la consistencia adecuada y al aplicarlas se creen grumos generando imperfecciones sobre la superficie. Otra cosa a considerar es que mis niños pequeños están siempre alrededor tocando y tirando cosas, es imposible hacer bricolaje encerrados 4 personas en un piso de 80 m2 sin cometer equivocaciones 🙁 , aquí un ejemplo:


Limpieza. Al terminar el proceso, los utensilios utilizados como las cubetas, rodillos y brochas se limpian perfectamente con agua. Personalmente, a los rodillos y brochas las sumerjo unos minutos en agua muy caliente casi hirviendo para facilitar que se desprenda la pintura. Luego los enjuago con agua fría. Y listos para ser reutilizados!
Rodillos para lacar / acabado extra fino
Los rodillos y brochas se eligen según su finalidad. En este caso necesitaremos rodillos para lacar o que otorguen a la superficie un acabado muy fino. Siempre recomiendo asesorarse y preguntar al personal que atiende en las tiendas especializadas.

Mezclar bien la pintura para que el color y la consistencia queden homogéneos.


Cómo cargar el rodillo y aplicar la pintura:
Es importante que el rodillo tenga la cantidad adecuada de pintura. No es necesario sumergirlo en la pintura hasta el fondo, con meterlo hasta la mitad es suficiente. A continuación girarlo sobre la parte rugosa de la cubeta e introducir la otra mitad. Retirar el exceso de pintura rodándolo suavemente contra la zona texturizada de la bandeja /cubeta. Procurar no presionar el rodillo al aplicar la capa de pintura con el fin de evitar la formación de burbujas. Aplicar el rodillo primero en bandas verticales y seguidamente horizontales para extender bien la pintura. No volver a pasar en las zonas que se estén secando para evitar dejar marcas.


Pasos:

1- LIMPIAR bien la superficie, incluso utilizando desengrasante. Este paso es muy importante para asegurarnos que las capas de pinturas adhieran correctamente.

2- LIJAR la superficie con movimiento circular utilizando una lija para abrir el poro y mejorar el agarre de la pintura. LIMPIAR retirando el polvillo generado.

3- Aplicar una PRIMERA CAPA DE IMPRIMACIÓN utilizando el rodillo. Cargarlo en la cubeta y luego retirar el exceso de pintura. Ver Tip1  y ver Tip2

ESPERAR 8 hs para que seque complemente (ver las indicaciones del fabricante).

4- Pasar suavemente una LIJA DE GRANO FINO sobre la superficie con movimiento circular para quitar las imperfecciones que ha dejado el rodillo. LIMPIAR con un paño.

5- Aplicar una SEGUNDA CAPA DE IMPRIMACIÓN utilizando el rodillo. Ver Tip1  y ver Tip2.

ESPERAR 8 hs para que seque complemente.

6 Pasar suavemente una LIJA DE GRANO FINO sobre la superficie para quitar las imperfecciones que ha dejado el rodillo. LIMPIAR con un paño.

7- Aplicar una PRIMERA CAPA DE ESMALTE acrílico mediante el rodillo. Ver Tip1  y ver Tip2.        

ESPERAR 8 hs para que seque complemente.


En lugar de color blanco he utilizado un esmalte acrílico verde, me apetecía hacer algo distinto aplicando color. Además, de esta forma aproveché unos restos de esmalte que me habían sobrado de otro proyecto.


8- Pasar suavemente una LIJA DE GRANO FINO sobre la superficie para quitar las imperfecciones que ha dejado el rodillo. LIMPIAR con un paño.

9- Aplicar una SEGUNDA CAPA DE ESMALTE acrílico utilizando el rodillo. Ver Tip1  y ver Tip2.

10- ESPERAR 8 hs para que seque complemente. Pasar suavemente una LIJA DE GRANO FINO sobre la superficie para quitar las imperfecciones que ha dejado el rodillo. LIMPIAR con un paño.

1ª CAPA de imprimación al agua

2ª CAPA de imprimación al agua

1ª CAPA de esmalte acrílico

2ª CAPA de esmalte acrílico

He aplicado este proceso en otros materiales como plásticos y aluminio, y en todos los casos, la adherencia y el resultado final ha sido un éxito.

¡La imprimación todo terreno o multiadherente es un milagro para el bricolaje!

Limpieza y mantenimiento.

Según la ficha técnica del esmalte que utilicé, se trata de un material lavable, sin embargo hay que tener en cuenta de que la pintura estará totalmente seca tras 14 días de su aplicación. Por lo que, pasado ese periodo, y de acuerdo con mi experiencia, se puede limpiar con un paño seco, húmedo e incluso utilizar productos de limpieza multiusos. He pintado todas las puertas y muebles de casa con laca y esmalte acrílicos blancos. Después de 2 años y dos niños pequeños, manchas de chocolate, tomate frito, grasa, etc… os prometo que tengo el limpiador multiuso pegado a mi mano y sin embargo la pintura continúa impecable, como el primer día.

Más proyectos donde he utilizado esta técnica con imprimación y esmalte o laca acrílicos.

Espero que os haya gustado.

Os invito a visitar las siguientes publicaciones:

Si quieres compartir tus inquietudes o experiencias no dudes en comentarlas a continuación o escribirme un email. Gracias!

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: