Tablón!

MESA BAJA DE JARDÍN

¿Sabéis de esas cosas que ni te imaginas lo que te vas a encontrar debajo de tanta porquería? Pues eso me ha pasado con este tablón de madera que me he encontrado con un aspecto muy malo y sin vistas de esperar encontrarme lo que me encontré una vez que le di cariño 🙂

Aprovecho para dar las gracias a los compis Serendipity Antonio y a Martinez Woodworking por echarme una mano en descifrar que tipo de madera era pues nunca había tenido oportunidad de tener en mis manos madera de Nogal español. Efectivamente, nogal español es la madera que había debajo de un montón de barniz.

Así que sin más, vamos a empezar con este DIY de cómo fabricar una mesa de jardín dónde además reciclaré madera de traviesa que me sobró cuando hice esta mesilla de noche .

PASO 1.

Para quitarle todas las capas de barniz que tenía y la suciedad, quité las primeras capas con el cepillo eléctrico . Y me quedé asombrada de lo bonita que era la beta de la madera original. Un color grisáceo increíble. 

PASO 2.

Con la lijadora y lijas de grano 40, 80 y 120 fui lijando todo el tablón con muchaaa paciencia hasta conseguir una textura suave.

PASO 3.

Ahora tocaba mimar a la madera de traviesa. Primero la corté a la mitad para que salieran dos patas de apoyo. Utilicé la ingleteadora e hice los cortes en varias bases dándole la vuelta al tablón ya que tiene una anchura de 11 cm y la ingleteadora no tenía la altura suficiente para hacer el corte de una vez.

PASO 4.

Con las patas cortadas y el tablón dado la vuelta, coloco las madera de traviesa y voy midiendo en todos los lados para que queden cuadradas y a la  misma distancia las dos. (este proceso lo repito varias veces). Cuando ya las tengo cuadradas, marco con un lápiz todo el contorno para hacer las perforaciones.

PASO 5.

Utilicé tirafondos de 9 cm ya que la madera de traviesa es muy pesada. Para marcar donde taladrar, busqué el centro de la marca que hice anteriormente con el lápiz. Para esta ocasión, estrené mi gramil casero que tiene la peculiaridad de marcar la madera con una arandela en vez de con un lápiz o una punta. Una vez marcada, paso el lápiz por donde está la marca para verla mejor.

Con un punzón marco donde irá cada perforación. Para darle un toque estético, quise que de las cuatro perforaciones por pata, tres estuvieran simétricamente y la última, unos centímetros mas separada de las anteriores.

PASO 6.

Utilizando el taladro  hice las cuatro perforaciones con una broca de 6 mm. Además como quería tapar la cabeza de los tirafondos con varillas redondas, con una broca de pala y poniendo un trozo de cinta de carrocero hasta donde quería que llegara la broca, hice las ocho perforaciones con el mismo diámetro que las varillas.

Mencionar la IMPORTANCIA de mantener el taladro lo más recto posible para que las perforaciones salgan lo más simétricas posibles y siempre ir dando pequeñas ráfagas al gatillo para controlar no pasarnos y atravesar el tablón entero. 

PASO 7.

Pasé la lijadora utilizando también lija de grano 40, 80 y 120. Puse cola rápida y atornillé con el atornillador de impacto .

PASO 8.

Colocando un poco de cola rápida en un extremo de la varilla, fui poniéndolas en las perforaciones y con la sierra japonesa corté el sobrante. Terminé volviendo a lijar todo el tablón para dejar todo igualado.

PASO 9.

Con la fresadora le di forma a los cantos. Para proteger la madera, esta vez, me decanté por el aceite de naranja. La mesa estará bajo techo y no habrá problemas de lluvia.

RESULTADO FINAL

La verdad que estoy encantada con el resultado final. Os adelanto que tengo otro tablón igual al que en unos días le daré también cariño y haré una gemela de esta mesa.

¡¡Ojala os guste tanto como a mí!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: