IDEAS

Cambiar el aspecto de un ventilador con vinilo

Hace unos años compramos el ventilador de techo para la habitación de los niños, artefacto indispensable para sobrellevar las noches de verano. En las tiendas se pueden encontrar de distintos tamaños y modelos. Nos decantamos por uno infantil: de tamaño pequeño y de colores pasteles por un lado y por el otro colores vivos.

Ventilador con su aspecto original.

Con el paso del tiempo, los niños fueron creciendo, ya no son unos bebés y he decidido cambiar la decoración de la habitación. Los colores pasteles o llamativos del ventilador ya no encajan, para mi gusto, así que he pensado que el color blanco quedaría mejor.

La cuestión es que tampoco quiero cambiar definitivamente los colores, ya que puede que en un futuro me vuelvan a gustar o combinen con otra habitación de la casa, por ejemplo el playroom. Las necesidades de una familia con niños cambian constantemente y no quiero arriesgarme a modificar definitivamente el aspecto de un objeto que sé que me servirá durante mucho tiempo.

Si quieres enterarte el primero de los nuevos artículos que van apareciendo en el blog, sólo tienes que acceder a nuestra página de facebook y darle a «me gusta».

Una amiga me comentó que estaba colocando vinilo adhesivo en los muebles de la cocina… y se me encendió la lamparita: y si colocaba papel adhesivo de color blanco en las aspas del ventilador? Las ventajas eran muy superiores a los contras, a saber:

Coste económico: utilicé un papel adhesivo que compré en la papelería del barrio, el típico que se usa para forrar los libros y cuadernos. Precio 1,5€
Rapidez: 30 minutos.
Temporal: Si. Se puede quitar cuando se quiera y el ventilador quedaría con su aspecto original.

La otra opción era pintarlo de blanco: imprimación + lija + esmalte acrílico. Esta alternativa implica más tiempo, más recursos y es muy difícil recuperar el aspecto original.

Conclusión: me decanté por el papel adhesivo ¿queréis ver el proceso y su resultado?

Materiales:

• 1 rollo blanco de papel adhesivo
• Cúter, regla y metro
• Superficie para cortar con el cúter



Proceso:

1- Desatornillé las aspas del ventilador de techo y las limpié muy bien para aumentar la adherencia del papel. Aproveché para hacerle una limpieza general a todo el ventilador.

Las aspas del ventilador, de un lado colores pasteles y del otro, colores vivos

2- El papel adhesivo está compuesto por 2 partes: la parte adhesiva, de color blanco y terminación satinada y la parte de detrás que es la que se retira y elimina.
Con un rollo tuve suficiente para las 6 aspas. Corté un trozo y coloqué tres encima de la parte trasera del papel. Luego recorté alrededor el papel sobrante. Volví a cortar el papel en tres trozos individuales, uno para cada aspa.

3- Cuidadosamente separé ambos papeles en unos de sus bordes, quedando expuesto una parte del papel adhesivo. Pegué esa parte sobre un tramo del aspa alisando y presionando con la mano para evitar la formación de burbujas y poco a poco fui retirando el papel de abajo (o detrás) a medida que se iba pegando la parte adhesiva al aspa.

4– Una vez quitado todo el papel de atrás, el papel adhesivo se queda pegado completamente. A continuación le di la vuelta y con el cúter recorté alrededor del aspa todo el papel sobrante.

5- Repetí la operación con el resto de las aspas. Si durante el proceso de pegado del papel, resultan burbujas, se puede despegar con cuidado el trozo y volver a colocarlo. Además las burbujas se pueden eliminar o bien con la mano, arrastrandola firmemente o utilizado un paño limpio.

ADVERTENCIA

Si el papel se aplica de golpe sobre la superficie, sin pasarle la mano o un paño limpio por encima, es muy posible que se formen burbujas. Para solucionar este inconveniente es mejor despegar con cuidado el papel y volver a colocarlo.

La superficie queda perfectamente lisa, incluso parece lacada

6- Perforé los agujeros con el destornillador de forma cuidadosa para evitar romper el papel.

7– Por último, atornillé todas las aspas al ventilador.

Voila! En 30 minutos, cambio de look realizado!

ANTES Y DESPUÉS

Si quieres compartir tus inquietudes o experiencias no dudes en comentarlas a continuación o escribirme un email. Gracias!

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: